Abril 2017

La Universal Toti Martínez de Lezea (237) Un enredo divertido y entretenido con personajes inocentes y amables. Está ambientado en una pensión madrileña de sainete partiendo del día en el que sucedió el atentado anarquista en el que Mateo Morral lanzó una bomba metida en un ramo de flores al paso del cortejo nupcial de Alfonso XIII. Nada trascendente, pero muy recomendable pasar el rato sin complicaciones si tienes ganas de desintoxicar después de haber leído algo duro, como fue mi caso con la participación de las mujeres soviéticas en la Segunda Guerra Mundial.

Nueva York Edward Rutherfurd (865) Un folletín tipo a los que leía hace más de 30 años, en el que se cuenta la evolución de Nueva York desde que se llamaba Nueva Ámsterdam hasta la actualidad, siendo el eje central la saga de los ricos Master, aunque a lo largo de los siglos se van entrecruzando con ellos los Keller, los O’Donnell, Adler o varios Hudson… Me gustó sobre todo porque me atrae muchísimo la ciudad y es rescatable porque aprendí algunas cosas, pero es demasiado gordo y no me pareció extraordinariamente bueno, de hecho tardé en leerlo un poco más de lo que acostumbro.

Mi LondresSimonetta Agnello Hornby (328) El Londres de Simonetta, como muy bien dice el título, pero teniendo como hilo conductor a un intelectual del siglo XVIII, Samuel Johnson, también enamorado de la capital y nacido fuera de ella (y segundo autor más citado en lengua inglesa, tras Shakespeare). Una descripción de la ciudad a través de varias décadas desde el punto de vista de una chica siciliana que con 17 años llega a Londres por primera vez, un poco a regañadientes, para realizar unos meses de estudio en Cambridge previos a la carrera de Derecho y que acabará pasando allí el resto de su vida tras casarse con un londinense. Nos cuenta los barrios en los que vivió, en los que trabajó y por los que paseó sola o en compañía de sus hijos. Muy chulo, y muy adecuado tener un mapa de la ciudad a mano para seguirla.

El ángel caídoFernando Lalana (124) Es literatura juvenil, pero me interesó este autor porque leí comentarios elogiosos hacia él por otro libro; sin embargo, solo este se encuentra disponible en la biblioteca digital así que a por él me fuí. Un joven periodista en paro recién llegado de la mili (la novela tiene unos añitos) se embarca en la búsqueda de la hermana de su vecino adolescente ayudado por este, por un policía y por un sacerdote. Juntos descubrirán una trama secreta en una sociedad satánica. El lenguaje es muy vivo y aunque la trama es ingenua, está muy bien para público jovenzuelo.

No digas NocheAmos Oz (239) Teo y Noa viven en una pequeña ciudad de Israel, él le lleva 15 años y aunque los dos se quieren, no acaban de tener una relación equitativa. Noa siente que Teo la trata como a una niña, Teo no parece acertar con ninguna de sus decisiones, realmente a ratos yo diría que sí la trata con condescendencia. El ambiente es opresivo, el desierto, el polvo, el calor, la inactividad. Noa es profesora de instituto, Teo tiene gran prestigio, ha sido un planificador de ciudades, un organizador de todo lo que se propone. Cuando muere por sobredosis un alumno de Noa y el padre del chaval quiere crear un centro de desintoxicación, Noa intenta encargarse del proyecto dejando al margen a Teo, deseando ser capaz de llevarlo adelante sin la participación de él, que sería la persona que mejor podría llevarlo a cabo. Es curioso como van cambiando sus visiones a lo largo de la novela. No pasa casi nada, se describe la vida de ambos desde el punto de vista de los dos. Me ha gustado.

Trilogía Martín Ojo de PlataMatilde Asensi (578) Aventuras en el siglo XVII a uno y otro lado del charco. El barco en el que la joven huérfana Catalina Solís y su hermano menor Martín van a encontrarse con el hombre con el que su tío la ha casado por poderes en Tierra Firme, es atracado por piratas y ella milagrosamente logra sobrevivir arrivando a una isla desierta. Un tiempo después atracará en esa isla Esteban Nevares, quien la adoptará como hija y la convertirá en Martín Nevares, un muchacho culto y valiente que se convertirá en gran espadachín. Con el tiempo, Martín devolverá a su padre adoptivo todo lo que este ha hecho por él. Se lee muy rápido, Asensi utiliza un lenguaje de novela caballeresca propio de la época en la que está ambientada la novela y ha realizado una documentación exhaustiva. Está bien para pasar el rato pero leer la trilogía del tirón se me ha hecho un poco largo.

Un buen tipoSusan Beale (240) Una novela leída por pura chiripa, una más que apareció en el catálogo de la biblioteca digital y que elegí sin referencias, primera novela de una periodista. Una pareja de clase media en los años 60, él vendedor del mes por séptimo mes consecutivo en su concesionario de ruedas Goodyear, ella ama de casa insatisfecha que decide volver a la universidad siguiendo algunas asignaturas de historia de EEUU. Él conoce por casualidad a una chica muy diferente de su esposa y como cree que no va a volver a verla le dice lo que él considera una mentira inofensiva: que su mujer murió en el parto. Pero no será la última vez que se vean, y él comenzará así una sarta de embustes para mantener una historia que en realidad es él quien más necesita oir, una vida diferente de una persona distinta de la que él es, aunque ante sí mismo lo justifica considerando que son mentiras casi piadosas porque él es tan buen tipo que no quiere hacerle daño a nadie. Me ha gustado mucho.

Anuncios

Marzo 2017

Funny Girl Nick Hornby (285) Barbara, una chica super guapa del norte de Inglaterra, se convierte en Sophie cuando va a Londres a buscar trabajo como actriz de comedia al estilo de su admirada Lucille Ball. Es una novela llena de sentido del humor, que narra los entresijos de la grabación de cuatro temporadas de una serie de humor de 30 minutos para la BBC. Cuenta las relaciones entre actores, guionistas, productor… sus miedos al fracaso, sus frustraciones, el conformismo de algunos o el riesgo que asumen otros, pero en muchas ocasiones la forma en que están descritos los personajes y las situaciones que viven hacen que sientas que la novela está llena de gags. Está realmente bien.

La vida de los elfosMuriel Barbery (201) Lo devolví sin ser capaz de leer más de 40 páginas. Me pareció aburridísimo, pero creo que tiene muy buenas críticas así que no soy nada de fiar en este sentido. Primer fracaso del año que me apunto 😦

Todo esto te daréDolores Redondo (499) Tal vez no sea una novela perfecta, ni siquiera su mejor obra, pero me ha gustado un montón, me enganchó de tal forma que la leí en poco más de dos días. Manuel recibe la noticia de que su marido ha muerto en un accidente de tráfico en Galicia, cuando él pensaba que estaba en Barcelona. La sorpresa y la desolación van aumentando al ir descubriendo que Álvaro tenía una doble vida, una familia de la que no le había contado nada y con la que había mantenido relación durante los tres últimos años. Pronto conocerá al peculiar y recién jubilado teniente Nogueira, a Lucas, cura y mejor amigo de Álvaro, a los trabajadores del Pazo, a su familia política y a un perrillo llamado Café. Tiene un poco del realismo mágico de la trilogía del Baztán y describe la Ribeira Sacra de tal forma que apetece un viaje hacia allí para navegar por el Sil, vendimiar y beber vino con una tapa de empanada de carne, o de queso con una rebanada de pan gallego.

Homero, Ilíada Alessandro Baricco  (187) La Ilíada con un lenguaje más accesible y sin la aparición de los dioses, que aunque sea parte fundamental de la obra original, la hace más pesada. Muy interesante. Baricco la escribió para hacer una lectura teatralizada de la obra y yo encontré la versión española en la página de RTVE. Merece la pena leer la obra y merece también la pena oírla. Es la guerra en estado puro, con unas descripciones tan salvajes de sangre, cortes de cabeza y extracción de órganos, que si se tratara de una película me habría pasado más de la mitad con los ojos tapados. La guerra ha cambiado mucho desde entonces, empezando porque quienes la declaran no participan ni mueren en ella: Agamenón, Paris, Aquiles o Héctor, que se autoproclaman héroes, hermosos y valientes (aunque en algunos momentos se comporten con cobardía), sí luchan en la guerra cuerpo a cuerpo con sus enemigos. Pero la fiereza de la guerra, la ambición, la destrucción de los perdedores, el saqueo, el botín, la violación y apropiación de las mujeres… continúan siendo las mismas.

La víspera de casi todoVictor del Árbol (274) Segunda novela que leo de este hombre, y segunda buena novela. En esta también mezcla acontecimientos del presente con algo sucedido en el pasado y que forma parte de la historia reciente del siglo XX; en este caso el acontecimiento histórico es la dictadura militar argentina, con los desaparecidos, las torturas, las barbaridades que se cometieron… Hace tres años el inspector Germinal Ibarra encontró en Málaga el cuerpo de una niña heredera de una rica familia, ejecutó al asesino y violador y luego pidió el traslado a su Galicia natal porque era incapaz de gestionar el amor-odio que sus acciones suscitaron. Paola llega a Galicia huyendo de su pasado, pero en realidad ese no es su verdadero nombre. Allí conoce a Daniel, a Dolores, a Mauricio. Es una novela muy dura en la que se habla de enfermedades mentales sin paños calientes, en la que la crueldad está presente casi en todo momento. Víctor del Árbol fue mosso d’escuadra un montón de años y estudió Historia en la universidad, aunque no llegó a terminar la carrera. Estas dos vertientes de su vida se notan mucho en sus novelas; y además estoy casi segura de que su asignatura favorita tuvo que ser Mundo Actual 😉

La noche en que Frankenstein leyó el QuijoteSantiago Posteguillo (162) Son historias cortas que informan sobre detalles curiosos de la literatura que ilustra con ejemplos: hablando de libros anónimos menciona El Lazarillo de Tormes imaginando cómo fue entregado a la imprenta y por qué debió mantenerse el anonimato a través de los siglos; sobre los libros rechazados, relata cómo Orgullo y prejuicio, de Jane Austen se publicó 16 años después de haber sido rechazado por unos primeros editores; cuenta cómo Mary Shelly aprendió español porque deseaba leer el Quijote en su lengua original y cómo en Frankenstein se aprecian influencias cervantinas… Se lee muy rápido, es muy interesante y además cortita.

La guerra no tiene rostro de mujerSvetlana Alexievich – La autora fue Nobel de Literatura en 2015 y esta obra se tradujo al castellano después de que obtuviera el Nobel, aunque está escrita en la década de los 80′. Es un libro duro, aunque seguramente podía haberlo sido más si la autora no hubiera sido censurada y además no se hubiera impuesto autocensura propia. Cuenta experiencias de mujeres que participaron en la Segunda Guerra Mundial en el Ejército Rojo (francotiradoras, conductoras de taques…), y es cierto, como dice, que la visión que de la guerra tienen las mujeres es muy diferente de la que narran los hombres, que además son los contadores de la guerra por antonomasia. Muy recomendable..

Febrero 2017

Mala gente que caminaBenjamín Prado. Es excelente.Provoca muy buenas sensaciones desde el principio. Un profesor de instituto va descubriendo la vida de una desconocida escritora de posguerra cuya única novela narra una historia muy diferente de la que parecía a primera vista y de la que parece que vivió la propia narradora: se visualizarán las cárceles franquistas, el comportamiento de algunos ganadores de la guerra que llegaron a denunciar a sus propios familiares como no afectos al régimen, los niños robados… El protagonista tiene un sentido del humor cáustico, es todo un personaje, sus descripciones de compañeros de trabajo, sus conversaciones con su madre, su relación con la comida… Es un buen contrapunto para que lo terrible de la historia que cuenta consiga hacerse soportable.

El manuscrito de nieveLuis García Jambrina. Es la segunda parte de El manuscrito de piedra, que no leí, pero creo que no importa mucho. Fernando de Rojas, el autor de la Celestina y siendo ya bachiller, investiga crímenes sucedidos en Salamanca y que guardan relación con la universidad. Está muy bien, pero se me hace un poco tedioso el seguir los bandos de los que habla porque no sé nada de la historia de Salamanca… Aún así es interesante y me gusta como está escrita. Menciona a mujeres que se empeñaron en adquirir conocimientos, a pesar de las trabas tan terribles que se les ponían, llegando algunas a acudir a clase disfrazadas como muchachos: Beatriz Galindo la Latina, que enseñó a la reina Isabel y a otras mujeres de la Corte bajo el patrocinio de la reina, o Luisa de Medrano, que llegó a dar clase en Salamanca, son ejemplos extraordinarios.

Algo parecido al verdadero amor Cristina Petit. Pensaba que probablemente sería la novela chorra del mes pero la empecé igual porque 183 páginas no son muchas… Cleméntine es un personaje muy amable, casi del estilo de Amélie (al final de la novela cuenta ella que le han dicho que su novela se da un aire, pero yo lo pensé por mi cuenta antes) en un entorno peculiar y encantador. Es una psicoterapeuta que ayuda a niños con problemas (pérdida del padre, adopción internacional con recuerdos emocionalmente negativos, adicción a la comida…) mediante ‘libroterapia’. A la vez un escritor publica una novela en la que cuenta el flechazo que siente por una chica a la que solo encuentra fugazmente en el metro de cuando en cuando. Cleméntine arrastra un terrible dolor desde la infancia, su hermano pequeño murió cuando ella tenía 10 años; un amigo le regala la novela en la que, en cierto modo, parece reconocerse…Y de pronto recibe llamadas del antiguo inquilino de su piso. Es muy chula, mucho más de lo que imaginé al empezarla.

Una palabra tuyaElvira Lindo. Remedios cuenta su relación con el mundo cual si fuera un monólogo teatral. Su relación con la madre que cuida hasta la muerte enferma de Alzheimer, con el padre ausente desde que era una niña, con la hermana también ausente, con el novio que no le parece lo bastante bueno, y sobre todo con su amiga desde la infancia Milagros. La primera parte me gustó menos, la segunda me gustó muchísimo. Remueve bastante por dentro, es muy corto y se lee muy rápido. Muy recomendable. Y además hay una película de Ángeles González-Sinde.

La cocinera de HimmlerFranz Olivier Giesbert (298 páginas) Parece estar escrito en tono de broma y, sin embargo, cuenta cosas muy serias en un recorrido por el siglo XX aprovechando los 105 años de la protagonista y narradora, y tratando en especial el genocidio armenio, el judío y el maoísta, Me recordó en algunos momentos El abuelo que saltó por la ventana y se largó, ya que Rose coincide con personajes importantes de la cultura (Simone de Beauvoir o Sartre) o de la historia, como el propio Himmler que da título al libro, Hitler o Felix Kersten). Es recomendable.

Nada se acabaMargaret Atwood (328) Me costó empezarla, pero una vez superada esa dificultad inicial me gustó. Es una novela escrita a finales de los 70′ aunque publicada ahora, y la primera que leo de esta premio Príncipe de Asturias. Una pareja que lleva unos años casada y con dos niñas mantiene aventuras extra matrimoniales desde hace tiempo con el mutuo consentimiento; pero el equilibrio se rompe cuando el amante de Elizabeth se suicida al ser abandonado por ella. Nate, que tiene graves problemas económicos por haber sustituido su carrera de abogado por la de constructor de juguetes artesanales, siente que también ha llegado al final de su relación con su aventura porque se ha enamorado de Lesje una paleóntologa que trabaja en el mismo museo que Elizabeth. Lesje al principio vive con su novio pero pronto rompe con él y pasará a formar parte de un extraño triángulo: siente que Elizabeth lo controla todo, que Nate no rompe con ella de una forma lo bastante clara…

Yo después de ti Jojo Moyes (359) Retomamos la historia de Louisa Clark tras la muerte de Will. Después de pasar un tiempo viajando ha comprado un apartamento en la City, y trabaja en un pub del aeropuerto. No se ha recuperado de la muerte de Will, se siente culpable por no haber sido capaz de evitar el suicidio asistido y una noche sufre un accidente desde la azotea de su casa; todos piensan que ha sido un intento de suicidio pero ella simplemente se asustó tras oir la voz de una chica desconocida en su terraza. Pronto sabrá quien es y qué conexión tiene con su pasado. Es una novela muy sencilla, pero se lee muy bien y es entretenida.

Enero 2017

Mucho tiempo sin escribir… Como veo que no encuentro el momento y no quiero olvidar lo que voy leyendo, voy a intentar colgar al menos las lecturas de cada mes. Así que, sin más dilación, empiezo con enero 😉

Te dejé irClare Mackintosh – Hay un accidente, un coche atropella a un niño y se da a la fuga. Una mujer que ha perdido a su hijo se va a un pueblo de Gales. Su dolor es tan grande que no quiere relacionarse con nadie. Se siente culpable, cree que los demás la culparán si saben lo sucedido. En la ciudad un policía tenaz investiga el asunto, descuida a su familia a la que quiere, está a punto de tener una aventura con su ayudante… Aparece un perro, un veterinario. Todo se complica. Me gustó mucho salvo por un detalle final que me parece excesivo. Pero no pude parar de leerla.

La modista de Dover StreetMary Chamberlain Una joven costurera un poco locuela se va con su novio de Londres a Francia justo cuando estalla la Segunda Guerra Mundial. Sufre innumerables desventuras, comenzando por el abandono del novio y continuando por campos de concentración, hasta que consigue volver a Londres al final de la guerra y decide hacerse chica de compañía a la vez que estraperlista. Reencontrará al novio antiguo. Entretenida pero no me gustó mucho.

La isla de AliceDaniel Sánchez Arévalo Viuda repentina se muda a una isla de Cape Cod intentando descubrir por qué su marido no le decía la verdad de a donde iba cuando hacía viajes de trabajo. Un poco enloquecida pero muy entretenida, escrita con bastante humor aunque trata temas más profundos de lo que podría parecer. El autor es director de cine y se nota,podría ser un guión.

Diamante azulCare Santos. Una saga familiar catalana desde mediados del XIX, con saltos adelante y atrás. Me costó mucho situarme en los personajes. El diamante azul es un pájaro mecánico. Personajes malvados, otros débiles y algunos muy muy buenos. Entretenida pero sin más, no me acaba de enganchar esta autora.

Las dos orillasAlejandro Palomas Un cuento con ilustraciones. Un perro ya fallecido mantiene una charla con el actual perro de su antigua persona para explicarle cómo puede ayudarlos a los dos a superar la separación. Es precioso. Los mismos personajes de Una madre.

Una madreAlejandro Palomas. Una nochevieja de una familia en casa de la madre divorciada. Tres hijos adultos, la pareja de una de las dos hijas, el hermano de la madre. El narrador, Fer, nos irá contando cómo llegaron hasta ahí mientras va desgranando esa noche. A ratos hilarante y otras veces muy emotivo, se pone un nudo en la garganta. También precioso. Por cierto, me enganché a Alejandro Palomas.

Un hijoAlejandro Palomas. Guille tiene 9 años. Se ha cambiado de colegio. Su padre está en paro y su madre es azafata, vive en Dubai hace meses, no puede hablar nunca con él. Su única amiga es una niña paquistaní también recién llegada al colegio. Su gran obsesión, Mary Poppins. Su padre teme, sin decirlo en ningún momento, que su hijo sea gay. La maestra ve algo extraño en el niño. La orientadora, con muchísima delicadeza, descubrirá lo que de verdad sucede, y afortunadamente logrará ayudar a Guille y a su padre.

La voz dormida Dulce Chacón. Tristísimo y precioso. Mujeres en la cárcel de las Ventas al final de la Guerra Civil. La guerrilla, la cárcel, el PC, la bondad y la maldad, la injusticia, el dolor. De lectura obligada.

Mujer de barroJoyce Carol Oates. La empecé por casualidad y luego me fastidió dejarla porque leí que era una autora muy reconocida aunque me costó leerla y me parece excesivamente larga. Me gustaron más los capítulos que dedica a recordar el pasado que los del presente y el final me resultó completamente sorprendente y, oye…, me gustó.

Falcó Arturo Pérez Reverte – A pesar del regusto despectivo que yo le suelo encontrar casi siempre en las descripciones femeninas y de que el personaje masculino es, como siempre, un tío que está de vuelta de todo, es una de las novelas que más me han gustado de este autor, de las que más redonda me parece. Notita curiosa: ¿Cómo es posible que alguien esté hecho polvo tras recibir una paliza y no haber dormido nada, y el beber alcohol y fumar cigarros lo espabile y sea justo lo que necesita para sentirse bien, despejado y con los sentidos al cien por cien?

Novelas negras

He leído dos novelas negras y tengo entre manos la tercera. Las dos que ya he acabado me gustaron muchísimo las dos, no me voy a andar con medias tintas. Seguramente es mejorable la calidad literaria en cualquiera de ellas, posiblemente más en la segunda, pero tanto una como otra son novelas que no puedes soltar hasta que terminas de leerlas, no son en absoluto previsibles (sobre todo la segunda) y me entretuvieron muy gratamente, así que las recomiendo encarecidamente. El silencio de la ciudad blanca, de Eva García Sáenz de Urturi transcurre en la ciudad de Vitoria y la acción fundamental se desarrolla entre julio y agosto del 2016 aunque fue publicado en abril de este mismo año.  Está contado en primera persona por Unai, el inspector encargado del caso, que empieza ya diciéndonos que la ciudad está conmocionada porque el asesino que estaba aterrorizando a la ciudad le disparó un tiro en la cabeza en el momento en el que resolvía el caso. Irá dándonos más datos poco a poco, pero casi hasta el final no sabremos si el narrador está vivo, muerto o en estado catatónico… En la ciudad se han producido unos asesinatos rituales que continúan una saga comenzada 20 años atrás y que impactaron a Unai (el Kraken) cuando era un adolescente que luego se convertiría en policía. El acusado de los crímenes se encuentra en la cárcel desde entonces, a punto de salir en su primer permiso penitenciario; era un personaje muy relevante de la ciudad, un exitoso y brillante arqueólogo al que detuvo su propio gemelo, que en ese momento era inspector de policía ¿Ha inducido los crímenes utilizando las redes sociales? ¿Cumple una condena injusta?. Unai ha estado desde siempre obsesionado con esta historia… ahora tendrá la posibilidad de resolverla.

Me llamo Roberto, de Reyes Martínez es la obra de este mes del club de lectura del campus. Es una autora madrileña afincada en Gijón hace 10 años, y ella misma nos ha prestado un montón de ejemplares. Es otra de esas novelas que no puedes parar de leer, y eso no solo me ha pasado a mi, prácticamente es lo que cuentan todos los lectores del club que la han cogido 🙂 La protagonista es una trabajadora social que en pocas horas debe hacerse cargo de cuatro niños protagonistas de dos casos escalofriantes: ha habido dos asesinatos por violencia de género y en cada uno de ellos se encuentran los hijos de la víctima que en ambos casos son un niño de 7 años y una niña de 2, y en los dos el niño repite la misma frase variando solo su nombre de pila: ‘Me llamo Roberto (o Hugo), tengo 7 años y mi madre está muerta’. La trama se irá complicando con la aparición de una psicóloga infantil que no cumple su función con la escrupulosidad exigida, dos policías guapetones y majetes, casas de acogida, macarrillas marginales y asesinos sueltos… Es una escritora local que debería tener proyección nacional, se lo merece.

Entre medias releí una vez más Historia de una maestra de Josefina Aldecoa porque  era la lectura del verano del club y la semana pasada tuvimos la reunión junto con un visionado del documental Las maestras republicanas, producio por FETE-UGT, que me pareció super interesante (y la reunión que tuvimos posteriormente también, por supuesto).

Ahora estoy con La puerta pintada, de Carlos Aurensanz. Empecé leyendo hace tiempo el primero de su trilogía de Banu Qasi y se me hizo un pelín pesado así que no lo terminé. Esta otra novela en cambio, me está resultando entretenida pero llevo poco leído y por lo que he ojeado en algún blog tiene una estructura sorprendente así que prefiero esperar a acabar para juzgarla. Está ambientada en Puerto Real, nombre ficticio de Tudela, a la que yo tengo un cariño especial y tendrá una próxima entrada 😉

Hombres buenos

No he leído todas la obra de Pérez Reverte, pero de las novelas que he leído, esta es de las que tienen un final que no me desilusiona: no me parece, como en otrasm que tenga que terminar ya y no sepa muy bien cómo hacerlo… A finales del siglo XVIII, unos pocos años antes de la Revolución Francesa, dos académicos de la Real Academia Española de la Lengua recibieron el encargo de traer para la entidad los 28 tomos de la primera edición de L’Encyclopedie, que se encontraba entre los libros prohibidos por la Inquisición. Eran el bibliotecario de la Academia y un brigadier, un antiguo marino al que todos llamaban El Almirante. Su viaje está lleno de aventuras, no solo porque en París conocerán a gente tan interesante como DÀlambert o Laclos (autor de Las amistades peligrosas) y visitarán cafés tan interesantes como el Procope (el más antiguo que aún se conserva abierto), si no porque otro par de académicos, por diferentes razones se han aliado para contratar a un rufián que les impida llevar su cometido a buen puerto. Es cierto que en la Academia existe la primera edición de la Enciclopedia y es cierto que existieron los académicos protagonistas del relato; sobre esto fabula el autor y creo que consigue una novela interesante y entretenida, a pesar de las muchas disquisiciones filosóficas que la pueblan que podrían haberla hecho pesada. A medida que la novela va avanzando el autor va narrando el proceso que ha seguido para construirla, los viajes que a su vez ha realizado para conseguir la verosimilitud histórica, sus charlas con personajes reales, su buceo por librerías a la caza de mapas de la época… Hay ironía cuando habla de Francisco Rico, desde que cuenta que él mismo lleva años amenazando con escribir una novela negra en la que Rico sea asesinado y cuenta con numerosos académicos voluntarios para aparecer como asesino, hasta que narra su charla con él para asesorarse sobre el XVIII. Busqué como loca los cuadros en los que aparece Margot Dancenis hasta que caí en la cuenta de que no es un personaje real, sino un trasunto de Teresa Cabarrús; y tampoco el abate Bringas existió, está inspirado en el abate Marchena. Me gustó la novela, me parece que retrata muy bien la Ilustración, esa época que desgraciadamente nunca llegó a triunfar realmente en España y, aunque muchas veces discrepo sobre los artículos de opinión de Pérez Reverte, sigo pensando, como siempre, que es un grandísimo escritor.

No soy capaz de acabar un ensayo pequeñísimo, Frida Kahlo: una mirada crítica, de Teresa del Conde. No llega a 100 páginas y se me está haciendo tan pesado que empiezo a pensar que voy a acabar por devolverlo a la biblioteca sin terminar 😦

Manual para mujeres de la limpieza

Son una serie de historias cortas de Lucía Berlín, que parece estar convirtiéndose en una autora de culto a tenor de las recomendaciones que he leído y oído y también por la cantidad de días que tuve que esperar por el libro en la biblioteca. Me gustó, por supuesto, pero me costó muchísimo leerlo a pesar de lo bien escrito que está y de las imágenes tan alucinantes que crea. Muchas de las historias gravitan sobre los mismos temas, que en realidad son siempre biográficos. Habla de madre y abuelo alcohólicos, de abuelo dentista egocéntrico, agresivo y que a menudo intenta propasarse con una niña con toqueteos sexuales ante la indiferente mirada de la abuela, centrada en leer la Biblia. Habla mucho de la hermana pequeña reencontrada y enferma de cáncer, de Alburquerque, de Nuevo Méjico, de Ciudad de Méjico. Las y los protagonistas son muchas veces alcoholicos, a veces en la fase más dura de la adicción, otras muchas veces rehabilitados… Cuando las protagonistas son niñas sufren no solo en casa sino también en el colegio, no son aceptadas por sus compañeras ni por las profesoras, sus gestos son siempre malinterpretados… En el caso de que la protagonista sea una adulta o bien es una enfermera que cuenta diferentes situaciones vividas en el trabajo o es una mujer de la limpieza que también sufre soledad y limpia casas de gente sola e infeliz, o es una profesora de español en Estados Unidos… Es siempre un mundo duro, despiadado, con pocas esperanzas. Por eso me ha costado tanto leerlo, pero de verdad que se merece toda la fama que está adquiriendo.

Después leí La huella del hereje de Susana Fortes, que es una novela negra ambientada en Santiago de Compostela. Un comisario solitario se ve inmerso en el caso de un asesinato en la catedral de una estudiante de 20 años. Por su cuenta y riesgo emprenderán una investigación paralela dos periodistas peculiares: Villamil, un peculiar periodista con corbatas imposibles y muchos años de trabajo a sus espaldas y Lucía Márquez, una recién licenciada que tiene su pasado que exorcizar. Mientras desentrañan el crimen descubren fanáticos pro y anti priscilianistas, una empresa de fertilizantes que realiza vertidos contaminantes… Es entretenida y corta, no está mal.